RÍO EBRO

El propio nombre del río sirve para evidenciar su importancia: la palabra Ebro proviene de Iber, voz indígena que denominaba no sólo a este río sino, por extensión, a todos los demás. Aunque los expertos dudan sobre si los propios íberos debieron su nombre al hecho de vivir junto al Iber o fue el río el que quedó bautizado con el de sus habitantes, el hecho es que el Iber acabó por denominar a toda la península, con el nombre que tiene hasta hoy: Península Ibérica.

Se trata del río más largo de España (910 km de longitud) y el segundo de la Península Ibérica (el primero es el Tajo), nace en Peñalabra en el Pico Tres mares a 2.000 m de altura, para desaparecer y resurgir en Fontibre (Cantabria). El Río Ebro recorre 6 Comunidades Autónomas (Cantabria, Castilla y León, La Rioja, Navarra, Aragón y Cataluña).

Su régimen hídrico se encuentra condicionado por la diversidad climática de la cuenca, así de octubre a marzo sufre crecidas debidas a las lluvias oceánicas de cabecera, teniendo el segundo repunte de riadas en primavera, coincidiendo cuando se funden las nieves de las montañas, en verano se produce una acusada reducción de sus caudales.

El valle del Ebro proporciona una próspera vega agrícola (hortalizas) debido a los sedimentos que lleva en suspensión, asó como el sistema de regadío heredado por los musulmanes (riego por gravedad de sus afluentes). En el siglo XIX se amplió el sistema de regadío mediante la creación de los sistemas de riego como la creación de embalses pirenaicos y canales de derivación.

El sector económico de Aragón es principalmente industrial, aunque el agua utilizada para este fin, junto con la usada para el consumo humano es insignificante, ya que el 80% del agua se utiliza para regadío.

En cuanto al uso que se le da al río, los tramos medio y alto son utilizados por los aficionados en la pesca deportiva, en su tramo bajo con fines pesqueros.

Como la gran mayoría de los ríos, al desembocar en el mar forman un delta. El Delta del Río Ebro se ha ido configurando a lo largo de los siglos, formando distintos canales y adoptando diversas formas. La actual data de la primera mitad del siglo XX, cuando tras una riada se abrió un canal al norte, mientras que en la segunda mitad de la centuria se erosionó paulativamente el sector oriental y se rellenaba el occidental. El Delta del Río Ebro es un espacio natural de gran riqueza biológica, con sus más de 7.736 hectáreas de superficie, constituye el hábitat acuático más importante del Mediterráneo  occidental, después de la Camarga (Parque regional Francés), y el segundo de España, después del Parque Nacional de Doñana. Destaca sobre todo por las aves con decenas de miles de ejemplares de hasta 300 especies (la mitad de las aves de Europa están representadas aquí), sin olvidar las más de 500 especies de vegetales. El Delta del Ebro está protegido por el convenio RAMSAR desde marzo del año 1993.

En las últimas décadas la calidad de las aguas de este río ha sufrido un gran deterioro debido a la contaminación directa de vertidos, o difusa originada por el lavado de las sales, fertilizantes y pesticidas agrícolas, aunque la aparición de nuevas depuradoras están mejorando la situación.

En la visita al Acuario de Zaragoza, el primer tramo del recorrido recrea una gruta, un rincón oscuro y rocoso que da idea del lugar de nacimiento de muchos ríos: pequeños y escondidos manantiales de la montaña de los que brotan las aguas, sin que se pueda adivinar que más adelante darán lugar a caudalosos ríos. Para continuar por el tramo medio del río representado por un gran estanque rocoso que representa el hábitat de las curiosas nutrias (Lutra lutra). Los últimos acuarios representan el tramo medio-bajo, donde el Ebro se convierte en un río tranquilo y caudaloso, de ancho cauce y serenas, pero poderosas aguas justo antes de desembocar en el mar Mediterráneo. En este tramo del río podremos disfrutar de reptiles como el galápago europeo (Emys orbicularis) y el galápago leproso (Mauremis caspico), entre los peces encontramos anguilas (Anguilla anguilla), esturiones (Acipenser baeri).

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Ver Aviso Legal